El crédito en los Estados Unidos:

Persisten las prácticas abusivas

El Centro para préstamos responsables
(Center for Responsible Lending)
12/12/12

Sufre el estado financiero de las familias 

En el primer estudio de este tipo, el Center for Responsible Lending, (CRL) hace un análisis comprehensivo sobre el mercado crediticio y determina que a pesar de los muchos beneficios que han resultado de las reformas de los últimos años, los préstamos abusivos continúan siendo un problema para los hogares estadounidenses que intentan reconstruir sus finanzas y recuperarse de la recesión económica. 

El estudio se puede encontrar aquí: http://rspnsb.li/SXAoRP 

La situación del crédito en los Estados Unidos  (State of Lending) refleja que  las familias trabajadoras luchan por sobrevivir económicamente y tratan de controlar sus deudas, mientras se enfrentan a ingresos que disminuyen y pérdidas en su patrimonio. El estudio abarca los más importantes estudios del CRL en los últimos años e incorpora investigación pertinente de fuentes tales como el Federal Reserve Board, el Pew Research Center y el Consumer Financial Protection Bureau.   

La capacidad que tengan las familias de obtener crédito en términos asequibles es clave para la recuperación económica de la nación. Sin embargo, demasiadas familias aún se enfrentan al alto riesgo de prácticas crediticias leoninas o abusivas. La crisis del mercado hipotecario y el declive económico posterior ha retrasado algunas ganancias patrimoniales adquiridas, especialmente en las comunidades de grupos étnicos minoritarios.  De hecho, la crisis en el mercado de las propiedades ha creado la disparidad económica, entre las familias blancas y las familias de grupos minoritarios, más grande en la historia de los Estados Unidos. 

State of Lending  es una serie de tres estudios. El primero, que se emite hoy día, ofrece una información detallada sobre los hogares estadounidenses, sus ingresos, gastos, deudas y patrimonio. También enumera las prácticas abusivas en los préstamos hipotecarios, las tarjetas de crédito, los préstamos estudiantiles y los préstamos de automóviles, las cuales son contraproducentes en relación con los beneficios que ofrecen estos productos.  

El estudio demuestra que los consumidores se encuentran en una mejor situación gracias a las protecciones más estrictas que se han logrado implementar respecto a los préstamos hipotecarios y las tarjetas de crédito.  Las reformas conocidas como el  Dodd-Frank Wall Street Reform y el  Consumer Protection Act, las cuales incorporaron varias iniciativas estatales para controlar las prácticas abusivas, han terminado muchas de las peores prácticas de la época donde los préstamos hipotecarios de alto riesgo causaron tanto daño.  Además, contrario a las predicciones de la industria, el costo de los préstamos de las tarjetas de crédito no ha aumentado el costo de las mismas desde que se aprobó la ley conocida como el CARD Act;  la transparencia ha aumentado inmensamente y los cargos escondidos han disminuido considerablemente. 

A pesar de todos estos logros, los legisladores aún tienen mucho por hacer. Muchas de las prácticas crediticias abusivas y dañinas siguen existiendo, y muchos de los problemas que resultaron de la crisis del mercado hipotecario no se han resuelto aún.  Por ejemplo,  

  • El costo indirecto de la crisis hipotecaria ha desaparecido 2 billones de dólares del patrimonio de las familias;
  • Los cargos adicionales en los préstamos de automóviles le cuesta al consumidor alrededor de 26,000 millones cada año; y 
  • Los prestamistas con niveles bajos de crédito pagan hasta un 68% mensual más alto en préstamos estudiantiles privados que lo que podrían pagar en préstamos federales más seguros. 

El estudio incluye nuevos datos actualizados sobre los préstamos hipotecarios y los préstamos de automóviles: Las ejecuciones de hipoteca y falta de pago por grupo étnico, data individual sobre el costo indirecto de las ejecuciones hipotecarias, así como datos por estado de los cargos adicionales que llevan a cabo los concesionarios durante el financiamiento de los automóviles.

Sheila Blair, ex directora del Federal Deposit Insurance Corporation escribió la introducción del estudio State of Lending’s, donde identifica que las prácticas crediticias abusivas perjudican ala economía de los Estados Unidos.  Ella advierte, “Si no se reforman las prácticas abusivas en la emisión de créditos, todos pagaremos las consecuencias una vez más.”  El estudio identifica las acciones reglamentarias y legislativas que pueden frenar las prácticas crediticias abusivas que todavía existen, prevenir que surjan nuevas prácticas abusivas, y mantener el acceso a crédito asequible y justo. 

Los próximos dos estudios de State of Lending  serán publicados a principios del año 2013.  El próximo estudio incluirá lo que se conoce como préstamos del día de pago o “payday loans” y otros tipos de productos financieros que atrapan al consumidor en deudas de largo plazo a pesar que se venden como soluciones inmediatas.  El tercer y ultimo estudio, examinará las prácticas abusivas en el método de cobro y administración de los préstamos, y concluirá con un capítulo que documenta como las prácticas abusivas con frecuencia se enfocan en los mismo hogares y tienen un impacto acumulativo, particularmente desastroso, en los hogares de bajos ingresos y en las comunidades de grupos minoritarios. 

Para conocer más, contacte Graciela Aponte con graciela.aponte@responsiblelending.org ó (510) 379-5513.

###

Sobre El Centro para Préstamos Responsables

El Centro para préstamos responsables (Center for Responsible Lending, CRL, por sus siglas en inglés) es una organización nacional de investigación y formulación de políticas no partidista y sin fines de lucro dedicada a la protección del derecho de todo individuo a ser propietario de vivienda y del patrimonio familiar a través de los esfuerzos dirigidos a eliminar las prácticas financieras abusivas.

CRL está afiliado al Centro para la Autoayuda Comunitaria (Self-Help), que es una de las mayores instituciones nacionales de desarrollo financiero comunitario.