Las señas de un prestamo payday abusivo

Print this    

Las señas de un préstamo payday abusivo


Los préstamos del día de pago típicamente tienen tasas de interés anuales de 400 por ciento o más y muchas veces dejan a las personas que los usan en una trampa de deuda viciosa por semanas, meses o años. Estas advertencias le ayudarán a identificar los posibles abusos de estos préstamos en el futuro.


SEÑA 1


TASAS DE INTERES ALTAS

Los negocios de préstamos del día de pago o payday promocionan el costo de sus productos en términos de honorarios. Por ejemplo, un préstamo payday le puede costar $15 por cada $100 sacados durante un periodo de dos semanas. Eso es equivalente a una tasa de interés anual de 390 por ciento. Al requerir el pago completo del préstamo y de los honorarios asociados con el servicio durante un periodo tan corto normalmente obliga a muchas personas que saquen préstamo tras préstamo simplemente para cubrir sus costos cotidianos.




2


PLAZOS CORTOS

Los préstamos payday tienen que ser saldados en completo en el próximo día de pago del cliente, el cual es típicamente cada dos semanas, pero en veces cada semana o cada mes. Este plazo corto atrapa a muchos clientes en un ciclo de deuda lleno de préstamos repetidos que empeoran la situación financiera aun más del cliente.



3


SALDO BANCARIO EN PELIGRO

Los negocios de préstamos del día de pago garantizan sus préstamos por medio de un cheque personal firmado que incluye la cantidad del préstamo y los honorarios o por medio del acceso electrónico directo a la cuenta corriente del cliente. Si el cliente no salda el préstamo en la fecha dada, el prestamista puede depositar el cheque y posiblemente causar que ese cheque sea devuelto y que eso resulte en multas caras y en el posible cierre de la cuenta bancaria.



4


CICLO DE DEUDA

Las personas que usan un préstamo payday frecuentemente terminan en un ciclo de deuda caro y de largo plazo. Típicamente, esas personas terminan con nueve préstamos cada año por un solo prestamista y la mayoría sacan esos préstamos uno tras otro en un periodo corto y muchas veces antes del próximo día de pago.