Alternativas a los préstamos del día de pago

Print this    
View this document (PDF)

 

La única alternativa debería de ser un préstamo justo y responsable 

 

Los préstamos del día de pago no son la única opción disponible para las personas enfrentando una emergencia económica.  Sí hay varias alternativas disponibles que le pueden ayudar guardarse su dinero y evitar la trampa de deuda asociada con ese tipo de préstamo. 

Las alternativas para los préstamos del día de pago empiezan con una cuenta de ahorro, un pago adelanto de la compañía donde trabaja, un préstamo de una institución financiera tradicional o hasta las tarjetas de crédito.  Pero antes de intentar cualquiera de esas opciones, también puede tratar de hablar con la compañía donde debe su pago y pedirles por un plan de repago o por lo menos más tiempo para poder pagar la cuenta.  Si eso no funciona, pídale ayuda a su familia, sus amigos, su iglesia o una organización sin fines de lucro en su área.  Si aún después de todas esas alternativas todavía tiene que sacar un préstamo, considere estas recomendaciones para evitar un préstamo abusivo:

  • Un préstamo responsable de corto plazo debería de ser por le menos de un plazo de 90 día o más y con la habilidad de pagarlo en poco a poco.


  • La garantía del préstamo no debería de ser su cuenta corriente o algo injusto como su carro.


  • El préstamo tiene que tener límites razonables en el número de veces que puede renovarlo. (Si tiene que renovar el préstamo más de cuatro veces durante el año, la realidad es que ese préstamo no le está ayudando)


  • El prestamista debe de tomar en cuenta que usted sí pueda o no saldar el préstamo durante el periodo establecido antes de darle el préstamo. 


  • El contrato no debe de tener clausuras de arbitraje obligado.  Usted merece la oportunidad y el derecho de llevar su queja contra ese prestamista a un juez en las cortes.

 

En muchos casos, la fuente de la necesidad financiera tiene que ver más con factores de largo plazo que con la necesidad inmediata.  En ese tipo de caso, es mejor consultar un consejero de crédito y establecer un plan económico de largo plazo que sacar préstamo tras préstamo. Para encontrar un consejero en su área comuníquese con la Fundación Nacional de Consejeros de Crédito al 1-888-682-9832.  Para saber cómo eligir a un consejero de crédito, puede leer este artículo de la Comisión Federal del Comercio. 

Si un préstamo de corto plazo es simplemente la única solución disponible en su caso, trate de empezar su búsqueda con una institución financiera tradicional  en su área como una cooperativa de crédito o un banco.  La verdad es que todas esas alternativas serán mucho mejor a lo largo que un préstamo del día de pago con una tasa de interés de 400% que lo dejará inundado en más deuda