Los sobregiros atrapan a los consumidores

Print this    

View this document (PDF)

Un sobregiro = Crédito de costo alto sin la opción de rechazarlo

 

¿Protección para el consumidor?  Más como un préstamo con condiciones abusivas

Los bancos y las cooperativas de crédito muchas veces inscriben a sus clientes en la opción más cara para cubrir los sobregiros bancarios—un opción que en realidad la mayoría de los consumidores no deseaban ni habían pedido—y los dejan sin la información necesaria para proteger sus fondos.  Bajo este sistema, las instituciones financieras pueden aprobar transacciones que no son saldadas por los fondos en la cuenta sin dejarles saber a sus clientes que sus cuentas se encuentran en el negativo y cobrarles el promedio de $34 por cada incidente, aún cuando la compra puede ser de unos varios dólares.  Este "servicio", el cual termina siendo un préstamo caro, le puede robar a las familias latinas de su sueldo y contribuir a un ciclo de deuda.

Las tarifas son más caras que la propia compra

Casi la mitad de los sobregiros (46%) son provocados por transacciones hechas con tarjetas de débito usados en un cajero automático o durante una compra normal.  Los sobregiros pueden ser fáciles de evitar con una advertencia o con el rechazo de la transacción.   La mayoría de las compras hechas por tarjetas de débito son pequeñas, en promedio la mitad de los $34 que cuesta cubrir al sobregiro.

Prácticas bancarias injustas

Las prácticas bancarias injustas incluyen el demoro innecesario en procesar los depósitos en una cuenta y el procesamiento de las transacciones del día más grandes primero sin tomar en cuenta el orden de esas transacciones, lo cual puede le ayuda al banco cobrar más tarifas al final del día.  Los bancos y las cooperativas de crédito acumulan más de $17.5 billones cada año por medio de estas tarifas abusivas, lo cual viene siendo una cantidad aún más alta de los $15.8 billones usados para cubrir los sobregiros. 

Mientras que estas instituciones financieras continúan enriqueciéndose de estas prácticas abusivas, aún encuentran otras maneras de sacarles más dinero de las familias obreras como tarifas adicionales por cada día que la cuenta se encuentra sobregirada.  Todas estas tarifas afectan aún más a las familias de bajo y medios recursos. 

Los prestamistas evitan la publicación de las tasas de interés de estos productos

Por medio de una laguna jurídica en los reglamentos federales, los bancos no tienen que dejarles saber a sus clientes la tasa de interés anual asociada con los sobregiros.  Esto significa que los consumidores no tienen ni la oportunidad de comparar los servicios y las tarifas de otros bancos de una manera que revele el costo real de este tipo de crédito.

Datos esenciales sobre los sobregiros:

  • Las tarifas asociadas con los sobregiros se han convertido en una de las fuentes más grandes de ingresos para las instituciones financieras y forman el 45% de todas las ganancias de las tarifas de servicios para los bancos y las cooperativas de crédito.  En el 2003, la mayoría de los 331 bancos entrevistados por la Asociación de Banqueros Americanos indicaron que los sobregiros eran el servicio financiero más rentable después de las hipotecas.
  • Hoy en día es más fácil tener un sobregiro, particularmente con el aumento en el numero de bancos que han cambiado su política de rechazar las transacciones de tarjetas de débito sin fondos y han empezado ha generar más tarifas por medio de el aumento de sobregiros.  El uso de las tarjetas de débito ha subido el 20 por ciento cada año desde 1996 y ha pasado el uso de cheques.  Entre el 2001 al 2003, hubieron más de 42.5 billones de transacciones hechas por las tarjetas de débito.
  • Tradicionalmente los bancos aceptaban sobregiros ocasionalmente dependiendo de las circunstancias del cliente.  Hoy en día, 9 de cada 10 bancos usan un sistema automático para aprobar los sobregiros automáticamente sin ninguna determinación si el cliente puede pagar las tarifas. 
  • Mientras que estos sistemas automáticos han reducido el costo de procesar los sobregiros, la cantidad de la tarifa ha aumentado el 24 por ciento de 1998 al 2006.  En el 2007, las familias del país pagaron más de $17.5 billones en puras tarifas de sobregiros.  Los adultos jóvenes pagan $1 billón cada año en tarifas asociados con estos servicios financieros. 
  • El 16 por ciento de los consumidores que usan este tipo de crédito forman el 71 por ciento de todas las tarifas acumuladas.  El cliente típico que usa el servicio varias veces es de bajo recursos, soltero, arrendatario y no de la comunidad anglosajona.  Para esos clientes, este servicio se convierte en un tipo de crédito caro.

 

Published: June 1, 2009

Categories: Overdraft Loans