Más bancos rechazan los sobregiros causados por las tarjetas de débito

Print this    

Y eso es bueno para todos los consumidores

 

La semana pasada, Bank of America, uno de los bancos más grandes del país, anunció que a principios de este verano rechazará los sobregiros causados por las compras o los retiros hechos por las tarjetas de débito. 

Con este anuncio, Bank of America se une a Citibank en ser dos bancos nacionales que rechazarán ese tipo de sobregiro bancario.  Los clientes de Bank of America y Citibank aún tendrán la oportunidad de inscribirse a un programa de sobregiros más razonable que simplemente les conectará su cuenta corriente con una cuenta de ahorros o de crédito para cubrir cualquier sobregiro inesperado. 

P: ¿Qué es lo bueno de todo esto?

R: Tres razones:

 

1.  Todo esto significa que los clientes de Bank America y Citibank podrán evitar el costo alto y abusivo asociado con los sobregiros bancarios cuando usen sus tarjetas de débito para hacer compras o cuando usen el cajero automático.  Bank America y Citibank representan un tercero de todas las transacciones hechas por las tarjetas de débito cada año, eso significa que un tercero de los consumidores en este país evitarán el costo abusivo de los sobregiros bancarios.

2.  Ya que dos bancos nacionales y tan grandes han tomado estas acciones, es posible que otros bancos más pequeños y cooperativas de crédito harán lo mismo para ayudarle a sus clientes.

3.   El hecho que estos dos bancos han hecho esto significa que sí han escuchado y respondido a las quejas de sus clientes sobre esta práctica abusiva.

P: ¿Qué paso con la idea que una tarjeta de débito es una opción financiera segura para los consumidores?

R: En los últimos años, las instituciones financieras han usado diferentes tácticas para cambiar sus prácticas bancarias y cobrarles más a sus clientes.

 

El uso de una de tarjeta de débito han sido una buena alternativa contra la deuda causada por las tarjetas de crédito.  Desafortunadamente, en los últimos años miles de consumidores han perdido millones de dólares a causa de los sobregiros bancarios y sus cobros altos e inesperados.

No fue hace mucho, en el 2004, que el 80 por ciento de los bancos y las cooperativas de crédito rechazaban las compras hechas por una tarjeta de débito si el consumidor no tenia suficiente fondos en su cuenta.  La mayoría de los consumidores se acostumbraron a tener ese tope para hacer compras pequeñas sin tener que verificar su balance, ya que sabían que si no tenían suficiente dinero en su cuenta, el banco simplemente rechazaría la compra. 

Hoy en día, lo opuesto ocurre con la mayoría de los consumidores inscritos en un programa de sobregiros que aprueba esas compras automáticamente sin verificar el balance del cliente o darle la oportunidad a ese cliente que acepte o no el cobro causado por el sobregiro.

Esas compras automáticas son caras 

 

Ese dicho servicio que le aprueba las compras automáticamente a un consumidor a pesar de los fondos disponibles en su cuenta, no le sirve mucho a ese consumidor salvo más deuda. 

Por cada sobregiro que ocurre, el consumidor termina pagado el promedio de $34 por cada transacción, a pesar del hecho que la cantidad  típica que causa un sobregiro es de $17 o menos.  Eso significa que el banco le termina cobrando $34 a ese consumidor por un préstamo de $17 que será pagado en un par de días cuando el consumidor tenga otro deposito en su cuenta.  Un sobregiro termina causando otro sobregiro en un ciclo de tarifas y cargos que le comen los fondos de un consumidor y terminan causando más deuda.  Cada año los bancos y las cooperativas de crédito recaudan más de $24 billones a causa de los sobregiros bancarios, la mitad de esos sobregiros fueron causados por compras hechas por medio de una tarjeta de débito.

La mayoría de los consumidores prefieren el rechazo

 

Según una cuesta hecha por el Centro para préstamos responsables, el 80 por ciento de los consumidores entrevistados prefieren que sus compras de $5, $20, o $40 sean rechazadas en vez de pagar una tarifa de $34 por el sobregiro. 

Las nuevas reglas no son suficiente

 

A pesar que la Reserva Federal requerirá este verano que todas las instituciones financieras tengan el permiso de sus clientes antes de cobrarles un sobregiro bancario o inscribirlos en un programa de sobregiros, las nuevas reglas no hacen nada contra el costo asociado con esos sobregiros o la frecuencia de las tarifas que esas instituciones le podrán cobrar a los clientes que deciden tener un programa de sobregiros en su cuenta.

Las nuevas reglas no logran impedir las tácticas engañosas que ciertas instituciones financieras están usando en estos momentos para inscribir a sus clientes en un programa de sobregiros caro y abusivo.  Además, las nuevas reglas no hacen nada contra la manera en la cual las instituciones financieras manipulan el orden en el cual procesan las transacciones para causar más sobregiros y recaudar más cobros.

Muchos bancos y cooperativas de crédito inscriben a sus clientes en programas de sobregiros caros y abusivos automáticamente, sin darles la oportunidad a esos clientes que decidan si desean o no ese programa en su cuenta para sus compras pequeñas o simplemente para compras más grandes.  En muchos casos, el cliente tampoco tiene la opción de quitar ese programa de sobregiros de su cuenta después de aceptarlo.

Published: March 15, 2010

Categories: Overdraft Loans