Sobregiros Bancarios

Print this    

A partir del 15 de agosto del 2010, los bancos y las cooperativas de crédito tendrán que obtener el permiso de todos sus clientes antes de cobrarles por un sobregiro en sus cuentas corrientes cuando usan las tarjetas de débito o un cajero automático. Eso quiere decir que miles de consumidores podrán evitar los cobros caros asociados con los sobregiros bancarios, típicamente de $34 por transacción, al rechazar los programas de protección automática ofrecidos por los bancos y las cooperativas de crédito. En vez de esos programas caros y abusivos, los consumidores tendrán la opción de unir sus cuentas corrientes y de ahorros o solicitar una línea de crédito para cubrir cualquier sobregiro.

Antes de estas nuevas reglas, las instituciones financieras inscribían a sus clientes automáticamente al programa de sobregiros más caro, cobrándoles a esos clientes más de $23.7 billones cada año en cobros adicionales. Con las nuevas reglas, esos clientes tendrán la habilidad de evitar esos cobros y posiblemente quedarse con más de su dinero.

Para saber más sobre los peligros de los sobregiros bancarios por favor use los próximos enlaces: