Como las trampas de yo-yo funcionan

Print this    

Las trampas de yo-yo ocurren cuando el consumidor es convencido que firme un contrato de venta “condicional” en vez de un contrato de venta final. Después que el cliente se lleva el carro, el concesionario reclama que no pudo encontrar los fondos necesarios para financiar el préstamo y la venta. El consumidor entonces tiene que regresar el vehículo y negociar otro préstamo, el cual es típicamente más caro que el préstamo original, o tener que perder el enganche del préstamo y hasta el carro que fue usado como pago parcial para el préstamo.

Los consumidores que sufren de una trampa de yo-yo reciben en promedio una tasa de interés cinco por ciento más alta que alguien con el mismo nivel de riesgo que no sufrió de la estafa.

Ha sufrido de una trampa de yoyo? Comparte su historia con la FTC.

Use las siguientes imagines para ver como la trampa funciona: