La mordida de los concesionarios de autos

View this document (PDF)

 

Una de las practicas abusivas más comunes en los préstamos de carros es la "reserva del concesionario", en la cual los concesionarios reciben una "mordida" al venderle al consumidor un préstamo con una tasa de interés más alta de la cual el consumidor calificaba. 

Según los datos publicados por la industria, cada año los consumidores de Carolina del Norte pagan más de $650 millones por préstamos de carros que resultaron en tasas de interés más altas y pagos mensuales más altos a lo largo del plazo del préstamo.

Los concesionarios justifican  la comisión adicional que acumulan como una compensación justa del tiempo que les toman para buscar y aprobar el financiamiento del automóvil, sin embargo, según los datos publicados por la industria, el préstamo típico toma 30 minutos para que sea solicitado y aprobado.  Eso significa que actualmente los concesionarios cobran $1,600 por hora para solicitar y aprobar un préstamo.

Actualmente, no hay ningún requisito que le obligue al concesionario que revele la tasa de interés minima para financiar al contrato o la presencia de una comisión o tasa de interés adicional que ha sido puesta en el préstamo del consumidor.  Muchas veces no todos los consumidores tienen que pagar esa comisión o tasa de interés adicional. En vez de eso, los concesionarios le cobran de más solamente a los consumidores que no se dan cuenta que están pagando por una tasa de interés inflada. 

Como trabaja el proceso:

    • El concesionario toma la solicitud de crédito del consumidor.
    • El concesionario manda la información del consumidor por medio de la Internet a varias compañías financieras, pidiéndoles que ofrezcan el financiamiento del contrato.
    • Las compañías financieras le manda al concesionario la tasa de interés o "la tasa del comprador" por la cual ellos financiarían el contrato. 
    • Las compañías financieras también le indican al concesionario si están dispuestas a pagarle una "mordida" al concesionario por el contrato y por cuanto. 
    • Esta "mordida" es el porcentaje añadido a la tasa de interés  o "tasa del comprador" que fue ofrecida inicialmente para financiar el contrato. 
    • La "mordida" puede ser desde 50% hasta el 100%  del valor de la tasa de interés añadida al contrato.

De esa manera, si una compañía financiera ofrece financiar el contrato por 7.95% con una "mordida" de 50%, el concesionario puede aumentar la tasa de interés a 8.85% y de esa manera acumular más de $1000 adicionales del contrato.